Connect with us

HISTORIA DEL MAQUILLAJE

Las cosas más extrañas que se han usado como cosméticos

cosas raras usadas para maquillarse en belleza

¿Qué crees que es lo mas raro que se ha usado como maquillaje?

El mundo de la cosmética es mucho, muchísimo más que pintalabios, rímel y colorete. Tanto a lo largo de la historia como en tiempos recientes diversos productos han sido utilizados para realzar la belleza. Aquí presentamos las mas extrañas e insólitas cosas y substancias que alguna vez se han usado como maquillaje o cosméticos.

Mantequilla

Aunque no te lo creas, en países como Etiopía se lleva a cabo un tratamiento consistente en masajes corporales completos con mantequilla, embadurnando incluso el cuero cabelludo. Este proceso se realiza durante casi una hora y después la mantequilla no se elimina del cuerpo con una ducha sino con una exposición controlada a un humo que la derrite. Se dice que esta práctica refuerza los músculos, especialmente los de la vagina.

Sangre

Existen varios tipos de tratamientos de belleza con sangre. Desde mascarillas faciales hechas con la sangre de uno mismo para dar luminosidad a la piel del rostro y eliminar arrugas; hasta micro-inyecciones de sangre (también propia) en la capa externa de zonas deterioradas de la piel para revitalizar el flujo en ellas.

Oro (de 24 quilates)

Sin duda, un tratamiento de belleza de super-lujo. Una cadena de Spa estadounidense lleva a cabo un masaje con mascarilla facial que incluye en su mezcla partículas de oro de 24 quilates. Esta práctica es publicitada como un formidable remedio para la pérdida de colágeno, además de tener efectos rejuvenecedores y anti-acné. Y lo del lujo no es solo por el material utilizado, es que cada sesión cuesta más de 1.500 dólares.

Fuego

Normalmente las palabras “fuego” y “rostro” en la misma frase significan una tragedia, pero este tratamiento asiático parece ser una excepción. Colocando sobre la piel toallas con alcohol y un mejunje de elaboración propia y receta secreta, profesionales proceden a prenderlas creando así pequeños fuegos totalmente controlados que tienen efectos positivos sobre la dermis. Según sus artífices, son especialmente buenos para tratar las bolsas de los ojos.

Polvo radioactivo

Por suerte dentro de la desgracia, esto sólo fue una única horrible excepción y no una norma. A principios de la década de los 50’s, la compañía de cosmética femenina Dorothy Gray hizo una campaña publicitaria televisiva para su nuevo producto Cold Cream, una crema para desmaquillar. En ella, para evidenciar la efectividad del producto, hicieron una demostración con una modelo a la que le maquillaron las mejillas con polvo radioactivo, aduciendo que su crema desmaquillante podía eliminar de la piel restos de lo que fuese. No hay registros de lo que pasó con la modelo, pero por suerte a pesar de la relativa ignorancia de la época sobre lo nuclear, es un acto que no se volvió a repetir.

Orina humana

Los usos de esta substancia vienen de lejos. Ya en el imperio romano la orina era usada como producto de higiene dental y blanqueador ¿Por qué? Hoy se sabe que la orina contiene elementos como la urea y el amoniaco que resultan efectivos contra los gérmenes bucales y la gengivitis. Aunque en la época era imposible saber por qué, los romanos simplemente sabían que era buena. Actualmente en algunas regiones se usa en cápsulas para tratar los problemas de acné.

Placenta

Efectivamente, placentas de diferentes especies mamíferas han demostrado tener cualidades positivas para el cuidado del cuerpo y de la imagen, y algunas personas se han decidido a no dejarlas escapar. En Japón, es usual entre los aficionados al culto al cuerpo beber placenta de cerdo, dado que sus nutrientes y vitaminas tienen efectos similares sobre el organismo a los de un batido de proteínas. Por su parte, en Malasia una marca de maquillaje ha lanzado toda una línea de cosméticos elaborados con placenta y tejido post-natal, entre las que se incluyen productos para el cabello y mascarillas faciales.

Estas curiosidades evidencian que el mundo del maquillaje es realmente vasto y complejo, y que a veces encontrar el cosmético ideal es cuestión de tener la mente abierta, a veces muy abierta según el caso.

Javier Padín nace en Galicia en 1992. Se licencia en Bellas Artes en la facultad de Pontevedra. Durante toda su vida combina su carrera con la escritura de relatos y el dibujo de cómics. Comienza su andadura publicando sus personajes Peper y Volc en el fanzine OjodePez 2.0 y prosigue colaborando con el homenaje a Mortadelo y Filemón "Agencia de suplantación" e ilustrando el "Libro de las fiestas de Iria Flavia". Actualmente es el autor del anecdotario empresarial "Le comento en un minuto" y ejerce de freelancer sobre todo en el terreno de la escritura y el dibujo. Visita mi perfil en Behence

Anuncio
¡Esto merece un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies